¿Sabes que tu intuición puede hacerte rica?

¡Hola guerreras! Y bienvenidas a las que se han unido recientemente a este espacio de mujeres salvajes. 🐺 He estado un mes sin escribir mis Cartas de Energía ✨…y esto tiene una buena explicación.

En primer lugar, he estado “menos virtual” y más presente en lo que respecta a mis clientes y mi comunidad. Por otro lado, han pasado cositas…  y ya sabéis que en estos escritos me gusta compartir los aspectos más personales y vulnerables de mi viaje así que hoy quiero compartir contigo mi experiencia de crecimiento como emprendedora en El Viaje de La Guerrera.

Los meses de octubre y noviembre han sido intensos y llenos de abundancia. Después de casi 10 meses trabajando en las sombras para crear y manifestar este proyecto, finalmente he alcanzado el estado que deseaba. Al mencionar “estado“, me refiero a que mi satisfacción va más allá de los resultados tangibles como clientes e ingresos. Estoy agradecida por haber recorrido este camino en equilibrio, canalizando tanto mi energía masculina como femenina.

A diferencia de otros negocios, El Viaje de La Guerrera ha sido concebido al 100% por mí. Nació de mi esencia, mi historia y mi creatividad. Incluso el método, la filosofía y las dinámicas que aplico son originales o canalizadas por mi espíritu. Protegí este aspecto desde el principio porque para mí, este proyecto es un reto curativo y revelador. Opté por no replicar teorías ni compararme con otros. Mi intuición ha sido la guía para ofrecer mis servicios al mundo, y es la primera vez que la sigo rigurosamente.

Mi intuición me ha ayudado a elegir con quien quiero trabajar y que tipo de cliente debo rechazar. Mi intuición me ha facilitado comprometerme con mi proyecto desde el amor, y no desde el esfuerzo, la frustración  o la competición.
Mi intuición ha permitido que mi proyecto crezca de forma orgánica, sin condicionamientos y sin expectativas. Escuchando a mis guerreras. Me siento como una madre que cria a sus hijos en la naturaleza, salvajes y permitiéndoles explorar. Una madre que acepta el cambio inevitable de algo que tiene vida

Este mes también ha ocurrido un encuentro mágico. 🕌 Organicé de forma espontánea un Consejo de Guerreras en Lisboa. En parte porque me lo habían pedido, y también porque yo lo necesitaba. Deseaba romper las barreras digitales para abrazar a las personas que han confiado en mí y que se han sentido movidas por mi mensaje.

Y, parece mentira como, después de organizar más de 9 retiros con Viajar con Alma 🦁, cada vez que nos exponemos a algo nuevo vuelve ese miedo de…¿y si nadie aparece? ¿y si a nadie le interesa?…

El caso es que ese miedo escondía algo muuuucho más profundo, un traumita que me ha acompañado mucho años, y que os compartiré en el próximo episodio de podcast. Activa la campanita aquí si quieres recibirlo

🇵🇹 Este encuentro ha sido como una pancarta gigante diciéndome: “CARLA, ES POR AQUÍ”.

Os cuento:

6 mujeronas se apuntaron al “finde de chicas” sin conocerme en persona. Todas teníamos características en común: mujeres inconformistas, que se salen del rebaño, creativas, intensas, multiapasionadas  y visionarias. Os podéis imaginar el cóctel. 🍹

De hecho, tenía preparados dos talleres (ya sabéis, mi impostora interior me seguía malmetiendo para que aportara algo de valor más allá de mí presencia…) y los mandamos a freír espárragos porque lo que iba fluyendo entre todas era mucho más nutritivo que algo predefinido.

Te dejo por aquí algunos de sus comentarios sobre este encuentro para persuadirte de salir de tu zona de confort y vivir este tipo de experiencias. Porque sé que muchas veces nos acojonamos y lo dejamos pasar, pero cuando te atreves te das cuenta que ha sido la mejor decisión EVERRR!

Seguramente se repita en 2024. Os mantendré al tanto. 💌

Este escrito refleja mi intención de disfrutar esta fase, sin apresurarme hacia el próximo hito. Mi éxito radica en este “estado” de plenitud y satisfacción que trasciende las formas. Mi propósito es disfrutar cada día, aportando mi granito de arena a vuestras vidas intensas.
¡Muchas gracias! 🙏